6 Feb

COMER: UN MOMENTO SAGRADO

A la hora del desayuno corremos para llegar a tiempo a la oficina, entonces cogemos cualquier cosa de la despensa y salimos corriendo.
A la hora del almuerzo tenemos mensajes y correos por responder, entonces almorzamos frente al computador, y la hora de la cena la usamos para ver Instagram o Facebook. ¿Te identificas?
¡Todos lo hemos hecho en algún momento…o lo hacemos siempre!
Mi invitación es a que volvamos a reconocer el momento de la comida como un momento sagrado, como un espacio para alimentar nuestro cuerpo y darle combustible para que funcione adecuadamente. Comprendámoslo como un momento para estar con nosotros y nuestros seres queridos, para sentir los alimentos, conectar con su energía y con lo que tienen para darnos.
Hagamos la tarea de hacer una cosa a la vez y empecemos por el momento de alimentarnos;
comamos calmadamente, sintamos cada bocado, reconozcamos qué necesita nuestro cuerpo.
No es comer por comer, es comer para llenar nuestro cuerpo y alma de cosas que nos hacen bien, dejemos que sea un momento para estar en paz y silencio.
Aquí te dejo un par de recomendaciones que a mí me han funcionado, tal vez a ti te sirvan:

1. Levántate más temprano y prepárate un desayuno que te ayude a mantener la energía durante el día.
2. A la hora del almuerzo apaga tu computador y guarda tu celular. No pasa nada si no respondes correos por 30 minutos, date este tiempo para sentir lo que estás comiendo y conectar contigo.
3. A la hora de la cena elige bien qué comer, pregúntate ¿Qué necesito hoy?
4. Si estás con otras personas mientras comes, aprovecha para preguntarles cómo están,
para hablar de la vida, para reír, para conectar profundamente con los ojos de la persona que tienes al frente.
5. Elige conscientemente que te llevas a la boca.

Vas a ver como todo cambia cuando haces este ejercicio….incluso, ¡la comida te cae mejor!

Fuente: http://www.vidaenarmonia.com.co/blog/comer-momento-sagrado/
TATIANA CÁRDENAS- Profesional en psicología

0
88